spot_img
25.5 C
Ciudad del Carmen
InicioTurismoSan Crisanto obtiene el primer proyecto certificado de manglar en México

San Crisanto obtiene el primer proyecto certificado de manglar en México

La Fundación San Crisanto dio a conocer que ya cuenta con el certificado para el proyecto de almacenamiento de carbono azul del ejido con el Protocolo Forestal para México de Climate Action Reserve (CAR), el cual acredita actividades que aumentan los acervos de carbono en los árboles –en este caso manglar– a través del tiempo.

La Fundación informó que fue el 26 de abril de este año cuando el ejido recibió la noticia, de Ruby Canyon Environmental Inc., convirtiéndose en el primer proyecto certificado de manglar a nivel nacional, bajo la normatividad mexicana y de acuerdo con la normatividad de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

Con su labor de conservación del manglar, dio a conocer, 690 hectáreas fungen como área de almacenamiento del carbono azul, donde acopian 25 toneladas anuales por hectárea, es decir, 17 mil 250 toneladas al año.

Este tipo de carbono es importante debido a que proporciona al manglar servicios ambientales como filtración del agua, ser refugio para aves y peces, convertirse en una zona de protección contra elementos de la naturaleza como vientos fuertes, huracanes, inundaciones etcétera, apuntaron.

“Los recursos que generarán los créditos de carbono también conocidos como offsets serán destinados al mantenimiento del manglar, a la educación ambiental, a fortalecer la cultura y tradiciones locales, fortalecer los servicios públicos, mejorar la calidad de vida de la comunidad en lo que hoy se denomina en el argot mundial soluciones basadas en la naturaleza”.

Fundación San Crisanto

Desde 1980, cuentan, habitantes del ejido han desarrollado una vida vinculada al manglar, dedicándose a la pesca, plantación de coco, producción de sal y, en fechas recientes, al turismo sustentable.

Y desde 2015 surgió el interés por medir el almacenamiento de carbono en los árboles y el suelo de la zona con una metodología científica, al siguiente año, obtuvieron la colaboración con el Cinvestav-Mérida, justo un año después de la emisión de la Norma Mexicana para el registro y la certificación del incremento en el acervo de carbono en bosques.

En el proyecto realizan acciones para favorecer el crecimiento del manglar, tales como: remoción de impedimento para la regeneración natural (brigadas de recolección de basura, poda y vigilancia del manglar) y restauración hidrológica.

Con información de La Jornada

spot_img

latest articles

explore more

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí